Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Estufas

La estufa es un sistema sencillo que aúna el placer sensorial y decorativo del fuego con un buen rendimiento de calefacción. El combustible más usual con el que se alimentan es la leña. En este sentido hay destacar que las emisiones a la atmósfera producidas por su combustión son muy respetuosas con el medio ambiente. Esto se debe a que la combustión de la madera contribuye mucho menos al efecto invernadero que la de los combustibles fósiles.

Las estufas son aparatos construidos en hierro fundido o en chapa de acero con el interior en fundición o en material refractario. Una de las características a destacar de la estufas es que no necesitan ningún tipo de instalación salvo la conexión a un conducto de evacuación de humos.
Además alcanzan un buen rendimiento calorífico en función de su tamaño, pues emiten el calor por radiación y convención a través de todas sus paredes, una vez tenemos una temperatura considerable en el interior de la estufa.

Insertables

Creaciones donde diseño, ecología y tecnología de la combustión se unen, dando lugar a la gama de calor para tu hogar más novedosa y vanguardista. Gamas exclusivas donde caben todos los estilos: Vanguardista, minimalista, rústico, grandes espacios…

Los insertables ó casete de leña también denominados por algunos fabricantes insertables de leña o recuperadores de calor, son una evolución de los clásicos hogares abiertos, debido a la demanda del mercado por tener aparatos que calentasen más y diesen más rendimiento (había que evitar que gran parte del calor que generaba el aparato quedase en el interior del revestimiento de obra), que consumiesen menos leña y diesen más seguridad (sobre todo por la instalación de la puerta de la chimenea). Estos aparatos poseen una puerta con un cristal vitrocerámico resistente 750 ºC, que nos sirve de seguridad de cara a evitar que salten chispas o puede caerse algún tronco dentro de la estancia donde tenemos colocado el aparato.

La forma de calentar de estos aparatos es:

1. Por convección:

Natural: por el paso del aire, a través del cuerpo de fundición o de chapa y el carter. O bien por calentamiento a través de la campana del revestimiento en el que se introduce el insert (se han de colocar unas rejillas de ventilación, unas en la parte baja del revestimiento para entre el aire fría, y una o dos en la parte superior, unos 20 cm antes de llegar al techo, para que salga el aire caliente a través de la misma, consiguiendo así ese circuito de convección natural que estamos comentando).

Forzada:gracias a los ventiladores situados en la parte inferior del insert.

2. Por radiación: a través del cristal vitrocerámico y el cuerpo de hierro, se irradia calor al ambiente.
Los modelos cuentan para la regulación de la combustión, con una entrada de aire primario, que coincide con el cajón cenicero situado debajo de la puerta, el cual regula el paso del aire a través del cajón de la ceniza y la rejilla en dirección al combustible. El aire primario es necesario para el proceso de combustión. El cajón de la ceniza se tiene que vaciar con regularidad, para que la ceniza no pueda dificultar la entrada de aire primario para la combustión. A través del aire primario también se mantiene vivo el fuego.

Entrada de aire secundario: favorece que las partículas no quemadas de carbono sufran una post-combustión, aumentando el rendimiento y asegurando la limpieza del cristal.
Estos aparatos que poseen dos ventiladores axiales, disponen de un interruptor con tres posiciones, la punto 0 o función termostato de seguridad, cuando el aparato llega a una temperatura, hace que salte automáticamente las mismas, y se apaga cuando la temperatura ha descendido, y la posición 1 o velocidad mínima y velocidad 2 o máxima.
Los insertables de leña son una muy buena opción para instalar en chimeneas antiguas de obra en la que queremos respetar el revestimiento, pero queremos un aparato que nos caliente, nos ahorre leña, y evitar olores de la casa.